Entradas

La farmacia como empresa ante la crisis del COVID-19

La economía ha sufrido un duro golpe por la crisis sanitaria del COVID-19. La actividad se ha reducido en muchas empresas. Numerosos negocios han tenido que cerrar, temporal o permanentemente, y a día de hoy el futuro a corto plazo sigue siendo incierto.

Sin embargo, determinadas actividades esenciales no se han visto apenas afectadas. Alimentación y salud son las principales. La farmacia entre ellas. En un reciente boletín, la Asociación Madrileña de Asesores de Farmacia (AMAF) analiza el valor de la oficina de farmacia como inversión. Su conclusión es que esta «esta crisis nos ha demostrado que las farmacias son y serán un negocio seguro«.

Los datos acumulados desde el inicio de la crisis sanitaria indican que estos establecimientos vienen siendo «de los pocos que no han tenido que cerrar en esta crisis». «Aunque algunas han vendido más que otras, no es comparable con haber tenido que cerrar un negocio más de mes y medio», prosiguen.

La AMAF destaca que, durante la pandemia, la labor asistencial se ha visto además «potenciada enormemente», con farmacéuticos que, dicen, «se han convertido de facto en médicos de familia ante la ausencia de consultas médicas en los centros de Atención Primaria».

Además de medicamentos, las farmacias están vendiendo otros productos de higiene, como mascarillas o geles hidroalcohólicos, o de prevención. El consumidor tiene confianza en que, si compra estos productos en la botica, son seguros.

Para la Asociación, todas estas circunstancias «favorecen a la oficina de farmacia, no sólo en su vertiente sanitaria, sino también en su vertiente de negocio«. En comparación con otros establecimientos, dicen, «la farmacia no sólo se ha mantenido en esta crisis sino que, por decirlo de alguna manera, ha ido más allá». Y es más. AMAF considera que «todavía tiene mucho campo de crecimiento a través de la venta on line«, que opinan, podría ser uno de los segmentos que salgan reforzados de esta crisis.

«Todo ello no hace más que afianzar a las oficinas de farmacias como un negocio seguro y rentable, que no solo sobrevive a cualquier situación de crisis o emergencia, sino que es indispensable y mejora aún más sus servicios ante estas situaciones», aseguran, destacando la oportunidad que supone para los interesados en comprar, tras un estancamiento en las transacciones durante el primer mes de confinamiento.

Manuel Martínez Ramos

Lotisse Asesoría. Depto.de farmacias

¿Puedo no llevar a mi hijo al colegio por miedo al COVID-19?

Con el comienzo del curso escolar y ante las cuarentenas llevadas a cabo en algunos colegios por casos positivos de COVID-19, tanto en profesores como alumnos, muchos padres se han planteado la posibilidad de no llevar a sus hijos a los centros escolares ante el temor de un posible contagio.

En España, la educación es obligatoria desde los 6 hasta los 16 años, salvo situaciones excepcionales y justificadas como son enfermedad del niño, residencia en el extranjero del niño o itinerancia de los padres. Esta nueva situación pandémica ha hecho plantearse a muchos padres ¿qué ocurriría si no llevo a mi hijo al colegio? Pues bien, dentro de los supuestos contemplados legalmente para no llevar a los menores al centro escolar, no se encuentra la pandemia que estamos padeciendo actualmente, por ello los progenitores que decidan no llevar a los hijos al colegio por este motivo y lo hicieran de manera persistente, podrían estar incurriendo en un delito de abandono de familia y menores del artículo 226.1 del Código Penal, sancionado con pena de hasta 6 meses de prisión, o hasta 12 meses de multa.

El artículo 154 del Código Civil recoge las obligaciones y deberes de los progenitores con respecto a los hijos menores no emancipados en el ejercicio de la patria potestad, entre ellos destaca el de educar y procurarles una formación integral. Es importante reseñar, que esta obligación es de ambos progenitores, aunque estos se encuentren divorciados o separados legalmente y la custodia sea en exclusiva de uno de ellos.

El Fiscal de Sala de Menores, el pasado 3 de septiembre de 2020, estableció unos criterios unificadores para las diferentes secciones de menores de las fiscalías provinciales en materia de absentismo escolar derivados de la crisis de la COVID-19 estableciendo que: la asistencia presencial del alumnado, en los parámetros y condiciones de seguridad que establecen los protocolos de los centros escolares, constituye una obligación ineludible para los padres o tutores de los menores afectados. Desatender de manera injustificada y reiterada esta obligación, conllevará consecuencias legales derivadas del incumplimiento de los deberes inherentes a la patria potestad, como ha venido ocurriendo, hasta el momento, en los supuestos de absentismo.

En el caso de que el menor no tenga ningún problema médico que le haga persona de riesgo si se contagia de COVID-19, la obligación de llevarle al Centro Escolar para procurarle su educación subsiste en este período si no existe ninguna alternativa de clases telemáticas acordadas por el centro docente.

Con fecha 17 de septiembre de 2020 un Juzgado de familia de León ha dictado la primera resolución por absentismo escolar como consecuencia de la crisis del coronavirus en nuestro país. El tribunal ha obligado a uno de los progenitores, separados y con opiniones diferentes sobre la obligación de educar y la asistencia del menor, de 5 años, a llevar a su hijo al colegio a pesar de su «temor» a que se contagie de coronavirus. Establece la sentencia que «El derecho a la educación es del menor no del padre ni de la madre, y un niño a esa edad más que aprender va al colegio a socializarse y eso no puede hacerse con la madre y los abuelos maternos, los cuales atendiendo a las circunstancias expuestas no están exentos del riesgo de contagio de la enfermedad», señala el auto del Juzgado.

Como conclusión, el deber de los padres, consustancial a la patria potestad, de llevar a sus hijos al centro escolar permanece en la actual situación provocada por el COVID-19. En los casos en los que se produzca un incumplimiento reiterado de la obligación de llevarlos al colegio por parte de los padres, sin que esta sea provocada por una no situación de riesgo para la salud del menor o de sus familiares justificada y además no vaya acompañada de educación en el domicilio, de manera coordinada con el centro escolar, concurrirían las circunstancias establecidas para entender que se están desatendiendo los derechos del menor.

Raquel Fernández

Abogada

COVID-19. Ayuda de la Junta de Andalucía para los autónomos

Ayer se ha aprobado el  Decreto-Ley 9/2020, de 15 de abril de la Junta de Andalucía, por el que se establecen medidas urgentes complementarias en el ámbito económico y social como consecuencia de la situación ocasionada por el coronavirus (COVID-19).

Medida aprobada: Subvención de 300 euros (pago único) para trabajadores por cuenta propia (autónomos o mutualistas), de hasta 99 actividades distintas, que figuran en el anexo.

Límite presupuestario: Se abonarán hasta agotar un presupuesto total de 50 millones de euros

Plazo de solicitud: desde hoy, día 16 de abril, hasta 15 días después de que se declare el fin del Estado de Alarma. Solo por vía telemática.

Exclusiones:

  • Autónomos que se han acogido a la prestación extraordinaria por cese de actividad que aprobó el Gobierno en el Real Decreto Ley de 29 de marzo.
  • Autónomos o mutualistas cuya actividad está considerada como servicio esencial.
  • Autónomos que tengan en su declaración de la renta una base liquidable general y del ahorro que supere tres veces el Salario Mínimo Interprofesional (unos 39.900 euros anuales).
  • Autónomos que tengan deudas en periodo ejecutivo de cualquier otro ingreso de derecho público de la Junta de Andalucía.

Condiciones para ser beneficiario: Mantener la actividad como autónomo, al menos durante el periodo de alarma.

Documentación

Rellenar el formulario telemático, que incluye una declaración de responsabilidad de cumplimiento de los requisitos:

  • DNI-NIF;
  • Domicilio fiscal
  • Empadronamiento en Andalucía
  • Alta en el régimen de autónomos de la Seguridad Social o en su mutualidad alternativa
  • No ser beneficiario de la prestación extraordinaria por cese de actividad
  • Número de cuenta bancaria para que pueda ser percibida la ayuda y declaración del IRPF.

La Junta comprobará telemáticamente que el beneficiario cumple todos los requisitos, salvo que éste se oponga expresamente, en cuyo caso tendrá que aportar originales de todos los documentos acreditativos.

Acceda al texto completo del Decreto-ley en este enlace.

 

Covid-19: nuevas medidas fiscales y judiciales

PYMES y autónomos

En el marco de las medidas económicas que viene adoptando el gobierno desde el inicio de la pandemia de coronavirus COVID-19, se acaba de publicar en el BOE el Real Decreto-ley 14/2020, de 14 de abril, que establece la ampliación de los plazos de presentación y pagos de declaraciones trimestrales de impuestos para que los autónomos y las pymes con una facturación inferior a 600.000 euros los puedan presentar hasta el 20 de mayo, en vez del mes de abril.

Si la forma de pago elegida es la domiciliación, el plazo de presentación de las autoliquidaciones se extenderá hasta el 15 de mayo de 2020.

Acceda aquí al texto completo del Real Decreto-ley

Reinicio de la actividad judicial

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha adoptado un acuerdo, en su Comisión Permanente celebrada el 13 de abril, por el cual, desde el día 15 de abril de 2020, en relación con las actuaciones y servicios no esenciales, podrán realizarse todas aquellas actuaciones procesales que no estén vinculadas a un término o plazo procesal (escritos iniciadores y de trámite), sujetos a la regla de la interrupción o suspensión establecida en la disposición adicional segunda del Real Decreto 463/2020, y que puedan ser llevadas a cabo con los medios personales que, de forma consensuada con el CGPJ y los órganos de gobierno del Poder Judicial, fijen el Ministerio de Justicia y las Administraciones prestacionales.

Acceda aquí al acuerdo de la comisión permanente del CGPJ

Nuevas medidas de restricción de la movilidad

El gobierno ha aprobado, mediante el Real Decreto Ley 10/2020, de 29 de marzo de 2020, nuevas medidas de restricción de la actividad económica para luchar contra la propagación del coronavirus COVID-19.

Con el fin de reducir los desplazamientos al mínimo, se establece, para todas las actividades económicas consideradas “no esenciales”, el cese total de actividad, a excepción del teletrabajo, en aquellas en que sea posible.

¿Durante cuánto tiempo?

Esta medida se extiende desde al día 30 de marzo hasta el día 9 de abril de 2020.

¿A qué empresas afecta?

Afecta a todas las empresas, excepto determinadas actividades que la norma recoge en anexo. Cuantitativamente, el grueso lo constituyen la construcción y la industria.

¿Qué ocurre con los trabajadores de las empresas afectadas?

El Real Decreto Ley establece el denominado “permiso retribuido” (artículo 2). Los trabajadores “disfrutarán de un permiso retribuido recuperable, de carácter obligatorio, entre el 30 de marzo y el 9 de abril de 2020, ambos inclusive”. Es decir, tendrán vacaciones pagadas y obligatorias durante esos 11 días.

Las horas no trabajadas se podrán recuperar, una vez finalizadas, a lo largo de los meses siguientes, hasta el 31 de diciembre de 2020. La forma en que se recuperen dependerá del acuerdo entre empresa y trabajadores (extendiendo la jornada en los meses posteriores, dando la opción a los trabajadores de que estos días sean a cuenta de sus vacaciones legales, etc)

¿Qué empresas y trabajadores siguen funcionando durante este periodo?

            Son aquellas que el gobierno considera “esenciales” para el funcionamiento del país durante el periodo de restricción de la movilidad. Por supuesto, las relacionadas con la sanidad y la alimentación. Pero hay muchas otras, que se recogen en 25 epígrafes. Acceda en el enlace más abajo.

Acceda aquí al texto del Real Decreto Ley 10/2020

Acceda aquí a la lista de actividades esenciales excluidas del Real Decreto Ley 10/2020

Moratoria en el pago de las hipotecas por la pandemia del COVID-19

El Gobierno ha adoptado una serie de medidas económicas para tratar de paliar los efectos de la pandemia del Covid-19, y una de ellas ha sido la moratoria de los préstamos hipotecarios.

¿Cualquier hipoteca?

Lo primero que hay que saber, es que la moratoria de la hipoteca sólo se podrá aplicar para la vivienda habitual, y durante ese periodo de «carencia» el banco no podrá cobrar intereses.

¿Qué requisitos hay que cumplir?

–  Ser trabajador, por cuenta ajena o por cuenta propia (autónomo), y que se haya quedado en el paro, o que haya visto disminuir sus ingresos de manera repentina, al menos un 40%.

–  Que la cuota de la hipoteca sea igual o superior al 35% de los ingresos que se perciban en la unidad familiar.

–  Que en el total de ingresos de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, 1.613,52€. Este límite se puede ampliar 53,78€ por cada hijo o persona mayor de 65 años a cargo en la unidad familiar. Si es unidad familiar monoparental se ampliará en 80,68€, en vez de 53,78€.

¿Cómo se solicita?

La moratoria se puede solicitar a la entidad financiera hasta el 3 de mayo de 2020, pero este plazo podrá prorrogarse por Real Decreto.

Si se cumplen los requisitos antes mencionados se debe acudir a la entidad financiera donde se tiene el préstamo hipotecario entregando la siguiente documentación:

¿Qué documentación hace falta?

–  Certificado expedido por el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal, antes INEM) en el que figure la cantidad a percibir como prestación por desempleo, en el caso de trabajador por cuenta ajena; o el certificado de cese de actividad expedido por la Agencia Tributaria, en el caso de los autónomos.

–  Libro de familia y certificado de empadronamiento de cada habitante de la vivienda

–  Nota simple de la vivienda

–  Escrituras de compraventa y de concesión del préstamo

Las entidades financieras deberán comunicar la existencia y la duración de la moratoria al Banco de España, y durante ese periodo no podrán exigir el pago de la cota hipotecaria ni aplicar la cláusula de vencimiento anticipado ni devengar intereses.

Más información:

Real Decreto-Ley 8/2020

Real Decreto-ley 11/2020 (artículos 16 a 19)

Web del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)

http://www.sepe.es/HomeSepe

Patricia Penella

Departamento fiscal

MEDIDAS ECONÓMICAS ANDALUZAS POR LA SITUACION DEL COVID-19

El gobierno andaluz ha adoptado una serie de medidas económicas para paliar el impacto negativo de la pandemia de coronavirus COVID-19, en el ámbito de sus competencias (Decreto-ley 3/2020, de 16 de marzo). Básicamente son dos:

  • Facilidad en la financiación crediticia
  • Modificación de plazos en los Impuestos Sucesiones y Donaciones, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

En primer lugar, el gobierno andaluz ha decretado dar facilidades crediticias en colaboración con la Sociedad de Avales y Garantías de Andalucía, dando acceso a la financiación de Pymes y autónomos, mediante prestación de avales y servicios de asesoramiento financiero. La Junta de Andalucía concede a la Sociedad de Garantía Recíproca 36.000.000 € para fortalecer la solvencia de la entidad y así poder ofrecer a Pymes y autónomos avales de valor de 500.000.000€.

Además, la propia Junta de Andalucía, como complemento de lo anterior, articula una línea de garantías de créditos concedidos por entidades financieras, siendo la cantidad total de 20.000.000€, no reembolsables, solo las cantidades recuperadas.

Los avales garantizarán el 80% del nominal de la transacción, pero hay algunas exclusiones:

  • Empresas en concurso de acreedores
  • Empresas condenadas mediante sentencia firme a la pena de pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas.
  • Empresas que hayan dejado de pagar préstamos o arrendamientos financieros concedidos por alguna entidad colaboradora.
  • Empresas que realicen actividades en los sectores económicos que se denominan “sectores restringidos” (ej. Tabaco, bebidas alcohólicas, armas…) Para ver todas las actividades ver final de la página 15 del decreto.
  • Excluidas sociedades civiles y comunidades de bienes.

La cantidad que se conceda debe tener como fin paliar los efectos de la situación provocada por el Covid-19 y será de entre 5.000€ y como máximo el 25% de la facturación del 2.019, con un tope de 300.000€. Los préstamos tendrán una duración de 6 a 36 meses, pudiendo tener períodos de carencia.

Para los préstamos que se concedan se tendrá que hacer un convenio que deberá incluir objeto de la financiación, empresa destinataria, términos de la transacción, importe, vigencia y seguimiento, y deberá publicarse en el Portal de Transparencia y en el BOJA. Las funciones de control de los convenios las llevará la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía y será quién decida la aceptación o no de los préstamos.

Por otro lado, las entidades financieras que concesionarias de los préstamos también tienen una serie de funciones, que se resumen en las siguientes:

  • Dar publicidad el convenio
  • Recibir solicitudes
  • Proponer y conceder préstamos con los requisitos establecidos
  • Comprobar que se reúnen los requisitos
  • Determinar la viabilidad económica y financiera de las empresas destinatarias
  • Poner a disposición de la Agencia de innovación y Desarrollo de Andalucía toda la información que ésta requiera.
  • Formalizar los contratos en un plazo de 3 meses a partir del día siguiente a la aprobación del aval por parte de la Agencia.

Otra de las medidas económicas que se plasman en el Decreto es la ampliación de plazo de presentación y pago para las liquidaciones del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y AJD, que venzan desde la entrada en vigor de este Decreto hasta el 30 de mayo de 2020 a 3 meses adicionales.

A su vez, se elimina en determinados supuestos, la obligación de aportar copia de la escritura en la que se formalizan los hechos imponibles sujetos l impuesto de Sucesiones y Donaciones, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y AJD, sustituyéndose por las obligaciones que se establecen para el notario autorizante.

Consulte su situación particular con nuestros especialistas. Estamos de guardia. Utilice el correo electrónico , o el formulario.

Patricia Penella

Departamento fiscal

CONFINAMIENTO POR CORONAVIRUS COVID-19 Y CONVIVENCIA: VECINOS Y FAMILIA

Durante el actual periodo de confinamiento domiciliario, es esencial seguir las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación de la epidemia. Por la falta de precedentes, los aspectos sociales y psicológicos del encierro al que nos sometemos también importan.

Como seres sociales que somos, es previsible que el aislamiento prolongado en nuestra vivienda pueda  provocar estados de nerviosismo, angustia o hastío. Pueden surgir roces, tanto con vecinos como con las personas con las que convivimos dentro de la casa.

Respete a los vecinos

Al estar prácticamente las 24 horas del día dentro de la casa, la sensibilidad a ruidos, vibraciones y golpes es mayor, por lo que le recomendamos siga estas normas:

– Respete las horas de descanso, evitando el volumen alto en los aparatos de música o televisión.

– Para realizar la limpieza, mover muebles, poner lavadoras o lavavajillas, o realizar tareas de bricolaje con uso de taladros, compresores, martillos, etc., hágalo entre las 09:00 y las 14:00 horas, y entre las 17:00 y las 20:00 horas.

Familia y niños

Y en cuanto a la convivencia, hábitos y rutinas en el interior de la vivienda, particularmente cuando hay
niños, siga las recomendaciones del Consejo General de Psicólogos de España.  En estos dos enlaces hemos recogido sendas recomendaciones muy útiles.

Consejos para la población en general

Consejos cuando hay niños